La página facebook de Tudelano.com está multiplicando su actividad por la llegada de nuevos editores y su sabroso contenido. La aparición de un radar fantasma y la difusión de un radar tras un cartel luminoso en la autopista AP68 a su paso por Murchante algo han tenido que ver.

Entiendo que todos sabemos que una página web y una red social son cosas distintas pero tener el nombre en sí mismo puede dar lugar a confusión. Cuando se creó esta web no existía facebook. Las redes sociales de entonces eran los foros, los chats, las listas de correo, etc… Planeta Tudelano era la idea de abrir la puerta a los autores riberos hacia la publicación en un blog.

Pero los tiempo cambian, irrumpen las redes sociales y los móviles. Las necesidades cambian. Los usuarios se multiplican y los contenidos también, de manera que surge la necesidad de organizar toda esa información con claridad y rigor. Por eso, Planeta Tudelano se está renovando en dirección a la premisa que rige en la página facebook:

Planeta Tudelano. Allí donde se lee y se escribe con acento ribero.

A casi todos mis contactos tudelanos en el perfil de facebook les he enviado invitación pero está abierta a todos el que le deis el “Me gusta” y a disfrutar de noticias, textos e imágenes de autores de aquí.

angel2012Si queréis ayudar, podéis invitar a vuestros amigos, compartir la página, compartir los contenidos e incluso podéis crear vuestros propios artículos. Eso si, con acento ribero.

Para publicar basta con desearlo y tener algo que decir. Se puede publicar lo que se desee, tanto en la página facebook de Tudelano.com como en esta web  y un administrador te dará acceso para que a partir de ahi puedas hacerlo en tu nombre o en el de la página. Evitaremos así mayormente el SPAM y los caraduras que no respetan nada con sus anuncios comerciales. Para participar comentando y ampliando los temas está la parte de los comentarios de las publicaciones.

El carácter de todo lo publicado es totalmente público y se rige por las mismas normas de facebook, a lo que hay que añadir el respeto exquisito, las buenas maneras y el buen humor.